Fin del mundo

Todo comenzó con una promesa, una muy simple, que iría con ella hasta el fin del mundo. Han pasado algunos años desde aquel día en que levanté el auricular de mi teléfono y escuche del otro lado la voz de aquella mujer que sin saberlo estaba a punto de cambiar mi vlda.

Hoy a unos cuantos días de convertirme en su marido me doy cuenta que sin duda la promesa sigue en pie, la seguiré sin dudar hasta el fin del mundo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s