La historia no contada – 1

Era su primer día de vacaciones en esta ciudad, había cumplido un año desde que decidió venir a Guadalajara a probar suerte y establecerse. Se levantó tarde y se dió un baño, preparó su ropa y se vistió tranquilamente, se puso loción y salió rumbo al centro de la ciudad, había planeado pasar por Jovita, una joven vecina que conoció un par de meses atras y a la cual comenzaba a hacerle la corte, hoy era el día perfecto para llevarla al cine y quiza invitarle algo en un café.

Llego caminando a la esquina para esperar el camión ruta 45 que lo llevaría justo al centro, de pronto se le acercó un niño y le dió un volante para la kermesse para reunir fondos para la parroquia del buen camino, le pareció excelente ya que no conocía a mucha gente de los alrededores y era una buena forma de socializar. Levantó la mirada y vió acercarse el camión e hizo la señal para que se detuviera, despues de todo, era su primer día de vacaciones de una semana que sería más que corta.

Al llegar al centro caminó y compro los boletos para la función de las 8:00, estrenaban Amor en el Aire con Rocío Durcal como protagonista y era la oportunidad perfecta para ir con la vecina y admirar a la belleza española en la pantalla. Debajo del cine del centro estaba la cafeteria de moda y se sentó a esperar que ella llegara, encendió un cigarrillo en lo que le llevaban una cerveza, al ver desfilar decenas de mujeres hermosas que salian de su trabajo en las tiendas recordó porque se vino a vivir a esta ciudad, lo que se decía acerca de la belleza tapatía era más que cierto, era un desfile de mujeres con hermosos ojos tapatios, dió un trago a su bebida y siguio esperando.

Ella llegó, la saludo con un beso en la mejilla pagó la cuenta y se metieron al cine a ver la función, Él era un hombre del norte, había pasado sus primeros 23 años en Torreón y era un ferviente admirador de la belleza femenina, le encantaban las mujeres de todos los tipos, tamaños, formas y estilos, pero soñaba con ser novio de Rocío Durcal. Compraron palomitas y entraron a la sala, ella esperaba que el la abrazara y quizá ocurriera algo más pero el estaba extasiado con la cinta.

La pelicula terminó y salieron del cine platicando acerca de lo que había sucedido en la misma, la invitó a tomar un café y ella aceptó, finalmente la noche era joven y ella esperaba que cuando menos esta noche hubiera un beso, charlaron un par de horas y despues de los coqueteos y caricias de él, finalmente llegó el tan esperado beso que tanto ansiaba.

Salieron del café y como todo un caballero la acompañó a su casa y se despidieron en la puerta acordando verse el siguiente fin de semana. El sonrió y supo que había conquistado el corazón de aquella morena.

Era tiempo de regresar a casa, la tarea del primer dia estaba cumplida, encendió un cigarrillo y caminó a paso lento hasta su casa.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s