Historias de amor… irónico

En cada historia romantica existen momentos que son importantes para que esta se dé o que no se dé. Por ejemplo, imaginense que Romeo despierte de su muerte ficticia y al encontrar a Julieta muerta decida no acabar con su propia vida, que saliera y buscara una nueva doncella que le cubriera el hueco que dejo la ahora occisa.
Imaginense lo dificil que hubiera sido para Shakespeare escribir lo que sucederia con la vida de Romeo “regresó de la muerte y vió a su amada Julieta sin vida, la colocó suavemente sobre la mesa y despues de observarla unos instantes salió y ahi se despidió con un beso dejandola por siempre. Días después se pudo ver a Romeo haciendole la corte a Lucinda, la joven sirvienta de la familia Capuleto…”.
Quizá a estas alturas del cuento podria haberle metido un poco de acción del tipo Die Hard 4.0 para que se pusiera todo interesante o como se le hace actualmente a las telenovelas mexicanas donde si la protagonista le da por morirse siempre existira alguien que rescate la historia.
Bueno, esto me hace pensar que tendre que cuidarme de esos momentos, no vaya a ser que me remplacen por Güicho Dominguez o algo parecido.
Paco
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s